AVES MARINAS ARGENTINAS

Albatros y Petreles

 

Características generales

El Orden Procellariiformes comprende un diverso grupo de aves marinas con distribución en todos los océanos del mundo. Esta diversidad se refiere no sólo al número de Familias que comprende sino a las diferencias morfológicas, etológicas, estrategias alimenticias y hábitat de nidificación. Los tamaños de las especies varían de 46 cm de envergadura  alar (Petrel de las tormentas) hasta 3,50 m (Albatros errante, el ave voladora más grande del mundo). Este Orden se divide en dos grandes grupos: Albatros (Familia Diomedeidae) y Petreles (Familias Procellariidae, Hydrobatidae y Pelcanoididae). Todos están muy bien adaptados al vuelo y al medio marino.

Familia Diomedeidae

Albatros de ceja negra Thalassarche melanophris, fotografiado en el Pasaje de Drake. Con fuertes vientos de frente, su modalidad de vuelo consiste en un desplazamiento casi en líena recta con las alas en una típica posición de "U" invertida. Foto: José Luis Orgeira.Comprende los albatros, algunos de cuyos integrantes son las aves voladoras más grandes que existen. Muy bien adaptados al vuelo planeado, poseen alas largas y angostas y dependen totalmente de los  vientos para su desplazamiento. De hecho, su distribución coincide, generalmente, con la región de los vientos del oeste (entre los paralelos 50° y 60° S), pudiendo cubrir distancias superiores a 1200 km. Una característica de la Familia son las narinas externas, que desembocan al exterior en forma de dos tubos a ambos lados del pico. Los albatros pasan el 96% de sus vidas volando sobre los océanos y el 4% restante  en tierra cuando van a nidificar. Ponen un solo huevo. Poseen pocos predadores naturales y si no son predados o afectados por enfermedades, algunos de ellos pueden alcanzar los 100 años de vida. La mayoría se alimentan alternativamente de carroña; por este motivo, suelen seguir a los buques durante horas o días.

 

Albatros errante Diomedea exulans en los alrededores de la Isla Annenkov, Islas Georgias del Sur. El aspecto moteado de su plumaje indica que se trata de un individuo juvenil. Foto: José Luis Orgeira.Diomedeaexulans

Albatros errante

Estatus: Visitante anual.

 

Características generales: es el ave voladora más grande que existe, con una envergadura de hasta 3,50 m. Posee alas muy largas y angostas y un característico vuelo planeado y ondulado. Su cuerpo y alas muestran diferentes patrones de coloración según su edad que varían desde el marrón oscuro en su juventud hasta casi totalmente blanco en su estado adulto.

 

Distribución y hábitat: Nidifica en Islas Georgias del Sur, donde hay grandes colonias fácilmente visibles desde el mar. Muy común en aguas subantárticas, especialmente Pasaje de Drake y norte de Islas Orcadas y Arco de Scotia. Ausente en campos de hielo.

 

Alimentación: Peces y calamares; también desechos arrojados al mar por los buques.

 

Hábitos: Muy pelágico; los individuos que no se hallan en la etapa de reproducción suelen pasar años en el mar sin visitar tierra. Sigue a los buques, pero nunca en grandes grupos. Generalmente vuelan en parejas o solitariamente. En tierra sus colonias están ubicadas en zonas expuestas y cerca de acantilados. Son monógamos de por vida; si una pareja pierde su compañero, difícilmente vuelva a reproducirse.

 

Adulto de Albatros de ceja negra, mostrando su típico patrón de coloración alar dorsal. Foto: José Luis Orgeira.Thalassarche melanophris

Albatros ceja negra

Estatus: Visitante anual.

 

Características generales: 2,30 m de envergadura; alas con dorso negro y superficie ventral blanca en estado adulto. Cuerpo blanco, patas amarillas y pico amarillo pálido o rosado. Posee una característica banda de plumas negras sobre los ojos, a modo de “cejas”. El juvenil posee el cuello y cabeza gris claro, por lo que, a distancia, puede confundirse con el adulto de otra especie, el Albatros cabeza gris.

 

Distribución y hábitat: se reproduce de agosto a mayo en Islas del Cabo de Hornos, Islas de los Estados, Georgias del Sur y Malvinas. Es una de las especies más comunes en aguas del Océano Atlántico Sur y norte de Antártida. Especialmente abundante en la costa patagónica argentina tanto en invierno como en verano. donde forma bandadas de hasta varios miles de individuos que se concentran para alimentarse. En Antártida está ausente en campos de hielo.

 

Alimentación: principalmente peces y calamares. También se alimenta de residuos arrojados al mar por los buques.

 

Hábitos: Muy pelágico y gregario. Comúnmente sigue a los buques durante días. Asociados a las actividades de buques pesqueros, donde muchos individuos mueren al quedar atrapados en sus redes. Presenta un patrón de vuelo similar al del Albatros errante, pero con aleteos más frecuentes.

Colaboración de:
Lic. José Luis Orgeira. Departamento Biología, Aves, Instituto Antártico Argentino

Fuente: http://www.redargentina.com/Faunayflora/Aves/avesmarinas/albatrosypetreles.asp