CAPITAL FEDERAL
Historia

Desde los comienzos de la colonización española la ciudad de Buenos Aires ha sido centro de importantes acontecimientos históricos. Fue la puerta de acceso por donde entraron las ideas de emancipación; la defensa contra las invasiones; el asiento de los primeros ensayos de gobierno propio.

Fue finalmente el destino elegido por las sucesivas corrientes inmigratorias, el escenario de las luchas políticas que perfilaron el país actual, y el centro de decisión política y económica.

 

 

 

Primera fundación

El 2 de febrero de 1536 once naves comandadas por Pedro de Mendoza, con 1500 tripulantes, arribaron a la desembocadura del en el río de la Plata. Allí, donde hoy está Parque Lezama, levantaron un fuerte al que llamaron Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre (virgen protectora de, los navegantes). Al comienzo, la ciudad tenía apenas tenía una manzana . El constante asedio de los indígenas condenó a los habitantes de, la fortificación a terribles hambrunas. comían zapatos y ratones, como refiere el primer cronista de la ciudad, el alemán Ulrico Schmidl. En 1541 la fortificación fue abandonada.

Segunda fundación

El 11 de junio de 1580, Juan de Garay refundó la ciudad con el nombre de Trinidad y ubicó la Plaza mayor donde hoy esta la Plaza de Mayo. El nuevo caserío comprendía 250 manzanas 46 urbanas y el resto destinadas a huertas Frente, a la plaza se alzaban la residencia de Garay, la Iglesia mayor y el cabildo. Las empalizadas del fuerte, se ubicaban donde en la actualidad se encuentra la casa de Gobierno. con el correr del tiempo se volvió a usar el nombre de Buenos Aires.

Institución pública

El cabildo de Buenos Aires nació el mismo día de la segunda fundación. En ese momento, Garay designó a los ocho expedicionarios que gobernarían junto con él. Desde esa época fue el parlamento de los más poderosos de la ciudad. Al producirse las invasiones inglesas, se convirtió en el bastión del poder español, pero 230 anos después de su creación, la Revolución de mayo cambió definitivamente la composición de sus miembros en favor de los criollos. El cabildo fue el epicentro de los hechos fundamentales de la semana de mayo.

 

El comercio colonial 

En la primera década del siglo XIX llegaban al puerto de Buenos Aires unos 300 buques de comercio por año. se exportaban alrededor de un millón de cueros. La población superaba los 50 mil habitantes y había más de 4.000 casas, muchas de ellas de altos y varios inquilinatos. Existía un centro dedicado al comercio -la llamada Recova vieja, que tenía 48 locales, varios de ellos dedicados a comidas.

Federalización y separación provincial

El distrito siempre fue el centro del poder y no fue casualidad que en 1884 -cuando se decidió que la Capital Federal tuviera su propio intendente- se precisara que el mismo fuera elegido por el presidente por aquello de evitar la alternancia, la oposición, una rebelión, un cambio de opiniones, eso que provoca la política.

El primero fue Torcuato de Alvear. Observar quiénes vinieron hasta el menemista Jorge Domínguez (el último elegido a dedo) puede deparar las muchas sorpresas que tiene la historia cuando se la examina.

La Capital Federal fue tal en 1880, luego de una sangrienta pelea con las milicias de la provincia de Buenos Aires. Desde entonces y hasta 1994 se dispuso que el territorio tuviese un jefe comunal y un Concejo Deliberante. Pero sólo que se eligiera por voto directo a los miembros de ese cuerpo ahora ya en el recuerdo y no precisamente bueno de los porteños.

A continuación se brinda la lista de intendentes desde la federalización de la ciudad hasta la actualidad

 

Gobierno autónomo

Con la reforma de la Constitución Nacional, en 1994, se introdujo la reforma que le permitió la Capital Federal pasar a ser Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, de esa manera, darle a sus habitantes la posibilidad de elegir a su representante máximo  y sesenta legisladores . Hasta entonces pasaron personajes como Miguel Cané (aquel autor de Juvenilia y de una ley xenófoba que pretendía "limpiar" la Argentina de extranjeros anarquistas), Carlos Grosso (quien llegó a ser calificado de paradigma de la corrupción) y Facundo Suárez Lastra, cuando la democracia argentina todavía se recuperaba de las heridas dictatoriales. Hasta que llegó Fernando De la Rúa, el primero en ser elegido por los porteños, el que rompió el molde y se convirtió en el primer político en saltar desde la jefatura del Gobierno a la presidencia de la Nación, .La ciudad de Buenos Aires posee ahora gobierno autónomo, con facultades propias de legislación y jurisdicción. El pueblo de la ciudad elige en forma directa a su jefe de Gobierno Además, la ciudad es residencia del Poder Ejecutivo las autoridades del gobierno nacional y de sus dependencias del Poder Legislativo y del Poder Judicial El Poder Legislativo, ejercido por diputados y senadores de todo el país, tiene su sede en el palacio del congreso Nacional, donde sesionan ambas Cámaras El Poder judicial, asiento de la suprema corte de Justicia, funciona en el Palacio de Tribunales.

LEYENDA URBANA

La Maldonado
 

 

Cuentan que cuando en 1.536, don Pedro de Mendoza fundó Buenos Aires los españoles tuvieron que rodear la ciudad con un cerco para protegerla de los ataques de los indios. Con la amenaza de terribles castigos, las autoridades prohibieron a los habitantes salir del cerco. Pero al poco tiempo se les terminó la comida y empezaron a morirse de hambre. Una mujer española, llamada Maldonado, no quiso que ésa fuera su suerte , y un día cruzó el cerco y escapó de la ciudad. Caminó y caminó hasta encontrar una cueva junto a un arroyo. Y allí, cansada y hambrienta, se desmayo .Fue entonces cuando de la oscuridad surgióuna feroz hembra de puma, que dejó caer junto a la mujer un pedazo de carne que le había sobrado. Cuando la Maldonado despertó, comió de esa carne. Pero al rato sintió un rugido desgarrador que la sobresaltó. Se asomó de la cueva y vio a la puma, que estaba echada y a punto de dar a luz. Como el parto parecía difícil, la Maldonado ayudó a la dolorida madre. Los rugidos del animal se convirtieron en mansos rezongos, y terminó lamiendo cariñosamente a sus dos flamantes cachorros. La mujer permaneció quieta, mirando esa escena conmovedora. Poco después, los indios que merodeaban cerca del arroyo se sorprendieron al ver a la mujer, la puma y sus crías, paseando juntas y de inmediato sintieron un gran respeto por esa mujer que no les temía a las fieras. Pero un día en que la Maldonado caminaba sola, fue capturada por varios soldados españoles que se aventuraron en busca de alimentos. En la ciudad la enjuiciaron por haber traspasado el cerco de protección, y la condena que le impusieron fue terrible: la ataron a un tronco al costado del arroyo para que se la corrieran las fieras. Allí permaneció la Maldonado todo el día hasta la llegada de la noche. El rugido de un animal salvaje pareció anunciarle su terrible final. Luego vio la sombra de dos fieras trabándose en lucha, y poco después, una de ellas, la que había salido victoriosa, se le acercó con sus brillantes ojos de fuego. La mujer, que esperaba la muerte, sintió de pronto la caricia de una lengua áspera lamiéndole los pies. Al cabo de tres días, los españoles volvieron al arroyo. Encontraron a la mujer custodiada por una puma, que los atacó en cuanto se acercaron. Tuvieron que hacer disparos al aire para ahuyentar al animal. La condena no se cumplió. Si las fieras no habían podido, ningún hombre lo intentaría. Desataron a la Maldonado y la perdonaron.

 
Fuente: http://www.todo-argentina.com.ar/Geografia/provincias/index.htm 
Fotografía Reserva Ecológica; Daniela Calandri 

Más información sobre la Ciudad de Buenos Aires en BARRIOS del MENÚ PRINCIPAL

Mañana: PROVINCIA DE CÓRDOBA

MAS "PROVINCIAS" DESDE NUESTROMENÚ PRINCIPAL