Ciudades Perdidas

Material publicado en el libro "Cuentan los Mapuches", Biblioteca de la Cultura Argentina.

LA CIUDADDELLAGOHUECHULAFQUÉN - ELLAGOLOLOG

Recopilado por Berta E. Vidal de Battini, 1984. Narrado por Sabino Cárdenas, 1960, Junín de los Andes (Neuquén). Peón de campo con escolaridad primaria completa.

Pedro Novoa contaba que en el fondo del lago Huechulafquen había una población, que según decía él, aparecía y desaparecía. Que cuando había tempestad aparecía y se veían casas, galerías y la torre de una iglesia. Y cuando alguien se acercaba desaparecía. También decían que de diciembre a enero, a las doce del día aparecía la ciudad y que se podía ver muy bien todo. Cuando alguien se quería acercar desaparecía. Él decía que la veía siempre con toda claridad.

En ese tiempo fue mucha gente a ver la población. Hasta el comisario fue a verla. Unos dicen que la vieron, otros no la pudieron ver. La población aparecía y desaparecía.

Dicen que en el fondo hay unos cerros, donde se forman los baños, en donde puede haber desaparecido esa población.

Hay muchos misterios en los cerros y en los lagos de estas partes. En el lago Lolog, todos dicen que aparecen animales. Que sale una vaca, y cuando la corren se hunde en el lago. Dicen también que en el fondo hay una población.

También hay un misterio en la Cordillera. Se enoja la Cordillera cuando pasa la gente. En todo tiempo, en pleno verano, cuando van a cruzar, se declara el temporal de nieve o de lluvia. Ahora, por ejemplo, ya están pasando hacienda y comienza el tiempo feo. A veces se descubren por eso los contrabandos.

Por eso yo creo que tiene que haber una ciudad perdida, ahí en el lago Huechulafquen. Puede ser hasta el fin del mundo.

LA CIUDADENCANTADADELLANÍN

Recopilado por Berta E. Vidal de Battini, 1984. Narrado por José Kilapán. Catán Lil (Neuquén), 1950.

Dicen que hay una ciudad encantada en ese cerro, en el Lanín `. Dicen que se ha visto gente. Había un ingeniero que porfiaba por subir al Lanín.

José Pérez, paisano viejo, le dijo a un muchacho:

-Vamos a ver, compañero, ¿va a subir a ese tapado de nieve, ése que nunca seca? Compañero, no va a aparecer más si va. Hay un pueblo adentro. Te dan calabozo si vas. La gente paisana decía así, los viejos paisanos, los abuelos nuestros, todos contaban así. ¿Va a ser capaz de subir ese gringo?

Y el gringo porfiaba por subir. Y dicen que los dos y otro compañero fueron a subir. Ahí dicen que se enojó el cerro y que venía un viento fuerte y nevaba. Y caían. Andaban un paso y venía un soplido y caían otra vez. No los dejaba subir. Se resbalaban, se revolcaban y se perdían en la nieve. Se golpeaban por todas partes. Se cansaron, no se podían sujetar. De un soplido los mandó rodando y llegaron abajo. Entonces se les antoja recorrer toda la orilla. Ya había un puente. El gringo andaba como loco. Y entró, pasó ese puente. Se abrió como una boca y quedó ahí adentro. Y el muchacho decía:

-Casi me tocó a mí también. Casi quedé adentro no más.

Se perdió el compañero. Y el viento siempre enojado los perseguía. Los dos que quedaban oyeron todo. Dicen que hablaba gente, toreaban los perros, bramaban como vacas y toros, relinchaban caballos. De todo se oía.

Dicen que ahí se ha perdido gente. Entran a ese pueblo y no vuelven más.

Dicen que a los años apareció el gringo. A los dos años se aparece la gente que ahí se ha quedado. Lo reconocieron, pero no habló nada. Todo blanquito, chupada la sangre. Los compañeros lo vieron al gringo. El les volvió la espalda y no se lo vio más.

Dicen que el Lanín se tragó a ese pueblo y que no va a aparecer más.

Nota: El narrador es mapuche y originario de la región.

LA CIUDADENCANTADADELACORDILLERA

Recopilado por Berta E. Vidal de Battini, 1984. Narrado por Gervasio Paila Cura, 62 años. Catán Lil (Neuquén), 1950.

Cuando corre viento fuerte, el viento "puelcho" que es muy fuerte, hace cuenta que viene arreando una tropilla de caballos, eso se oye. Muchos paisanos oyen. Eso es un encanto, de una ciudad que está perdida.

Dicen así, que hay una ciudad perdida, cuántos años hace ya que está perdida. Eso es en la cordillera, en el medio. Se ven gente, pero parece distinto a la gente de ahora, agarrada la cabeza, a veces como esqueleto. Eso han visto muchos. Antes dicen que han pasado más cosas.

Dicen que andaban mujeres juntando piñones. Y han dejado piñones, montón de piñones. Y han vuelto. Después los piñones no aparecieron más. Y han dicho:

-Nos vamos a retirar de acá. Acá nos vamos a quedar sin piñones. Acá hay un misterio. No quieren que juntemos piñones.

Se fueron más retirados. A la tardecita chiflaba otra vez. Da pena oír el chiflido, da miedo.

-¿Oís el chiflido? -han dicho-. ¿Estará perdido? Es el chiflido de esa gente que está ahí.

Da pena sentir el chiflido de esa gente. Y ya se está oscureciendo y ése es el momento en que hablan las personas, pero no se entendía. Le han hablado a los otros, a la gente que andaba por ahí. Hablaron idioma paisano y el otro no entendía. Entonces hablaron castilla y parece que eso entendían. Y han tenido miedo las mujeres y se han callado. Entonces ellas oían a esa gente. Como pueblo era.

Conversaban ahí la gente. Rechinaban los mulares. Arriaban tropilla y dicen ¡yegua! ¡yegua! Se oía el cencerro. Cantaban los gallos. Se oían los perros. Y la gente hablaba y hablaba...

Eso debe ser un pueblo que está ahí. De día, tranquilo, no se oye nada. Oscureciendo, ya era lo mismo. Se oían voces y canto y chiflidos. No vale la pena arrimarse ahí. Para un peligro nada más sirve. La otra gente puede hacer un gran mal.

Las mujeres se fueron y perdieron los piñones. A otra parte de la cordillera han ido a juntar. Ahí había mucho. Esa gente era dueña, no sé, pero podía ser eso, por eso asustaban, que se fueran.

Este cuento lo contó también un viejo paisano, apenas lo recuerdo yo, Manuel Cayulef. El ha dicho que ése es un pueblo perdido, ahí, viejo, viejo, con mucha gente que está perdida ahí, que no puede salir hasta el fin del mundo. Dicen que habla castilla, que no hablan paisano esa gente de la Cordillera.

Fuente: http://ar.geocities.com/argentinamisteriosa/perdidas.htm

VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"