Curupí

Curupí
Basado en un dibujo de Ricardo Deambrosi

 

Deidad masculina guaraní, muy conocida en Corrientes y Misiones. Carece de una representación unívoca. Por sus caracteres dionisíacos Ambrosetti lo relaciona con el Yasí Yateré. Es un personaje fortachón y de baja estatura, de cara overa cortada por grandes bigotes, que anda por el monte casi siempre a la hora de la siesta. Otra versión dice que camina a cuatro pies, arrastrando un exagerado miembro viril con el que enlaza a sus víctimas. La persona enlazada puede salvarse cortándoselo con un cuchillo, pues así dejará al Curupí inofensivo, Persigue preferentemente a las mujeres, sorprendiéndolas cuando van a la selva en busca de leña. Con sólo verlo éstas se vuelven locas.
 
Ayala Gauna lo describe como un enano cobrizo, robusto, capaz de estrangular con sus poderosas manos, pero con un cuerpo torpe, de una sola pieza (es decir, carente de coyunturas) y los pies dirigidos hacia atrás. Es fácil burlarlo trepándose a un árbol, pues no puede subir. Tampoco puede nadar, o lo hace con mucha dificultad. En esta versión es antropófago, prefiriendo la carne de los niños y las mujeres.
 
Fariña Núñez sospecha que con este mito los guaraníes quisieron alejar a las mujeres de los peligros de la selva, y especialmente del rapto.
 
 
Fuente: http://ar.geocities.com/argentinamisteriosa/mbya-curupi.htm
VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"