El Facón

Cuchillo grande, recto y puntiagudo, con guardia. Puede tener dos filos y es usado por el gaucho como arma de pelea. Los hay de todo tamaño.
Entre la empuñadura y el  gavilán lleva una media luna y más corrientemente una S; de ahí viene sumir el facón hasta la S. Antiguamente se hacían de una espada o sable roto.
Muy estimados por su temple de acero eran los hechos de lima. Cuando pasa de media vara de largo, se le llama caronero, porque el gaucho lo lleva, por su tamaño, debajo de las caronas de su recado.
José Hernández en su Manual del Estanciero dice: "A los peones no se les debe permitir facón, porque no sirve para el trabajo. Deben usar cuchillo y siempre bien afilado".

Haga clic aquí para ampliar la IMAGEN

Y, luego, el mismo autor en MARTÍN FIERRO:

Su esperanza es el coraje,
su guardia es la precaución,
su pingo es la salvación
y para uno en su desvelo
sin más amparo qu´el cielo
ni otro amigo qu´el facón.

Cyro Bayo dice: El cuchillo del gaucho porteño; el que pudiera llamarse su sexto dedo, pues con él corta pan, carnea tiras de cuero conque hace sus guasquitas y se defiende de sus enemigos.
Al referirle a un político belga que visitó el país hace algunos años, todos los usos que el paisano hace de su cuchillo y manifestándole que nunca se separaba de el, exclamó: "...Entonces, ¿quiere decir que el cuchillo tanto le sirve al gaucho para abrir un animal, como para cerrar una conversación?
Pelar el facón, de pelar: sacarlo de la vaina, servirse de él. Sumir el facón, cuchillo, hundir el facón, etc. en el cuerpo.
Al facón, también se le llamaba Chaucha.
Pelar la chaucha: desvainar el facón.

Y si la fortuna buena
le regaló un corazón
supo la rubia o morena
que estaba puesta su pena
en la punta de un facón.
                                                               
Belisario Roldán: "ANTE-RAZA"

 

Fuente: http://www.noroestebonaerense.com.ar/ComEconCostumbres/IndexCaracteristicas.htm