EVA PERÓN: SUMUERTE

Elsábado 26 de julio el fin se aproximo, la mañana transcurrió normalmente peroa las 10 horas entra en un sopor del que ya no saldría lo que insta a los médicosa realizar el primer comunicado, a las 17 horas entra en coma. El ultimocomunicado se hace a las 20 cuando se comunica que la salud de la enferma haempeorado. El lecho es rodeado por todos sus hermanos y más allegadoscolaboradores. A las 20 y 23 el Doctor Taquini mira a Perón diciendo: "Nohay pulso". A las 21 y 36 el locutor J. Furnot lee por la cadena deradiodifusión: " Cumple la Secretaria de Informaciones de la Presidenciade la Nación el penosísimo deber de informar al pueblo de la República que alas 20.25 horas ha fallecido la Señora Eva Perón, Jefa Espiritual de la Nación.Los restos de la Señora Eva Perón serán conducidos mañana, al Ministerio deTrabajo y Previsión, donde se instalará la capilla ardiente...".

Sus últimos deseos expresados aPerón fue que no quería que su cuerpo se consumiera bajo tierra y que seaembalsamado por esto se llamó al Doctor Pedro Ara para que proceda a suembalsamamiento quien trabajo desde las 22 horas hasta las 5 del día siguienteen los primeros auxilios en el proceso para embalsarla.

 La CGT decretó un duelo de72 horas y en las plazas de todos los barrios porteños se erigieron pequeñosaltares con la imagen de Eva y un crespón negro recordándola. El día 27 estrasladado el cuerpo a la Secretaria de Trabajo y Previsión donde el velatoriomultitudinario se prolongaría hasta el 9 de agosto, el largo de las colas degente eran de aproximadas 35 cuadras donde la Fundación repartía frazadas paraafrontar las adversas condiciones que se presentaron durante el velatorio yhasta se instalaron puestos sanitarios para la atención de las personas queesperaban. El féretro estuvo custodiado por un empleado que limpiabaconstantemente el vidrio del féretro.

 Llegado el 9 de agosto elcuerpo es trasladado hasta el Congreso Nacional para rendirle loscorrespondientes honores. Al día siguiente la mayor procesión que se hallavisto en la Argentina es presenciada por 2 millones de personas que recorre lascalles Rivadavia, Avenida de Mayo, Hipólito Irigoyen y Paseo Colón, precedidapor nueve patrulleros de la policía, diecisiete mil soldados al mando delGeneral José Domingo Molina rinden honores militares y la cureña es arrastradapor 45 personas gremialistas y escoltada por cadetes de institutos militares,alumnos de Ciudad Estudiantil y enfermeras de la Fundación. A las 17 y 50,mientras la ciudad silenciosa es estremecida por una salva de 21 cañonazos ycorneta del Ejercito y seis empleados de una empresa fúnebre introducen el ataúden el segundo piso de la CGT donde el Doctor Pedro Ara la recibe para efectuarla embalsamación que duraría hasta 1955.

El cuerpo todavía arde

Alas once y media del 27 de julio sonó el teléfono en la casa del Doctor Ara, yaunque le pesara le comunicaron que desde la Presidencia de la Nación requeríansu urgente presencia esa misma noche. El Doctor Pedro Ara se venia ver aquelhecho, días antes se rumoreaba que este eminente medico seria el encargado deembalsamar el cuerpo de la primera dama, Ara no deseaba realizar la embalsamaciónpues creía conveniente que fuera un facultativo argentino quien hiciera aquelprocedimiento pues el era español.

Al llegar a la residencia Perónle entregó las llaves de las piezas anexas a la habitación donde se hallaba elcadáver de Eva Perón y le sugirió que no permitiera a nadie entrar al cuarto.Luego de esto se encontró con la modista y el peluquero quienes expresaron:"...¡Parece dormida!...". El peluquero procedió a cortarle una mechadel cabello de Eva para su madre que Juan Duarte le había mandado a cortar.Luego de terminada la modista de tomar las medias Ara iba a colocarle el rosariobendecido por el Sumo Pontífice cuando apareció la maquilladora y pidiópermiso para quitarle el rojo de las uñas como Evita le había ordenadomomentos antes de morir. Luego procedió a administrarle las primeras fórmulasy dejar listo el cadáver para el velatorio de casi 15 días. Momentos despuésAra se entrevisto con Perón quien le informo que diera las primerasinstrucciones para que se acondicione un laboratorio en la CGT y que las obrasestarían a cargo del ministro de Obras Publicas.

 Durante el velatorio laimaginación de la gente comenzó a divulgar ciertos rumores falsos sobre que lehabía hecho el Doctor Ara al cadáver, unos decían que la había reducido a unmetro, que se estaba poniendo negra, que su cadáver era una replica que habíasido mandada a construir meses antes o que solo se conservaba la cabeza y partedel cuello y que el resto había sido quemado por su enfermedad.

 Llegado el 12 de agosto elcuerpo fue depositado en el segundo piso la CGT que fue acondicionado comolaboratorio y despacho del Doctor Pedro Ara recién construido pintado y puestoa punto. Frente al hall de la planta baja se construyo una especie de monolitocon la imagen de Evita y una gran cruz, este monolito se mantuvo florido durantelos siguientes tres años. El 26 de agosto el Doctor Ara conoció a las hermanasy madre de Eva quienes fueron durante los siguientes tres años a rezar a laspuertas del laboratorio. El trabajo se prolongo hasta 1955 cuando Perón cae enun Golpe de Estado y todo el trabajo de Ara es puesto en manos de una juntamedica instalada por el Gobierno. Luego el cadáver comienza una larga ytortuosa peregrinación. Que culmina en septiembre de 1971 cuando regresa a laArgentina, el Doctor Pedro Ara supervisa el estado del cadáver dando comoconclusión que no fue maltratado físicamente pero si sufrió algunasconsecuencias de la humedad y el traslado y que el dedo que se le habíaamputado en 1955 para comprobar su identidad había sido desprendido en lostantos viajes que sufrió el cadáver.

Fuente: http://www.evita.4mg.com/CapIII.html

MAS "BIOGRAFÍAS" DESDE NUESTRO MENÚ PRINCIPAL