Carlos Gardel (1890-1935)
Biografía

El Zorzal Criollo
El Morocho del Abasto
El Jilguero de Balvanera
Primeros años
 
Todas las pruebas señalan que nació en Toulouse, Francia, el 11 de diciembre de 1890. Sin embargo, queda la duda de si nació años antes en la ciudad uruguaya de Tacuarembó. Su verdadero nombre se dice que era Charles Gardès pero siempre se guardó una gran discreción sobre su vida privada. Es por ello que gran parte de los datos de su biografía, en especial en lo que respecta a sus orígenes, permanecen en el misterio. Este hecho ha contribuido a alimentar la leyenda y ha generado numerosas controversias entre sus seguidores. De "padre desconocido", su madre no tardó en emigrar hacia la Argentina. 
Así, Carlitos llegó a Buenos Aires cuando sólo tenía dos años. Es poco lo que se conoce de él durante sus años de estudio, pero pronto se convirtió en cantor habitual de cafés y comités. En el año 1908 empezó a ser conocido, haciéndose llamar "El Morocho", con un repertorio compuesto por temas procedentes de la música folclórica llanera. Hacia 1911 se cruzó con el cantor uruguayo José Razzano o "El Oriental", que lo transformó en el impacto musical de la década y que marcó el derrotero de su figura. Sin embargo, sus años más interesantes fueron los posteriores a la separación del dúo.
Carrera hacia el éxito
Su trayectoria como cantante de tangos se inició en 1918 con el tema "Mi noche triste". A partir de entonces, la larga lista de tangos grabados e interpretados por él es innumerable. Hacia 1925, después de viajar a Europa, sus discos consolidaron su popularidad en toda Hispanoamérica. Hacia 1926, de regreso en Argentina, se dedicó casi exclusivamente a la fonografía. Durante ese año batió el récord de grabaciones. En octubre de 1927 regresó a España. Pasó de Barcelona a Madrid y de allí a París, período durante el cual se transformó en el más exitoso cantante de tango. Como autor, escribió, entre otros: "Mano a mano" (1920), "Desdén" (1930), "Melodía de arrabal" (1932) y "Volver" (1935).
Su carrera cinematográfica había comenzado en 1916 con su intervención en "Flor de durazno", de Francisco Defilippis Novoa. En 1918 repitió con otro filme del mismo director, "La loba". Pero fue en Estados Unidos donde se dedicó más enteramente al cine. En los estudios de la Paramount, en Nueva York (como antes lo había hecho en los estudios de Joinville, en Francia), filmó películas muy exitosas que extendieron su fama a toda América, todas ellas dentro del género musical y destinadas a su lucimiento como cantante. Entre su larga lista de películas, se destacan: "Mano a mano" (1930, de Eduardo Morera), "Luces de Buenos Aires" (1931, de Adelqui Migliar), "La casa es seria" (1932, de Alfredo Le Pera), "Espérame" (1932), "Melodía de arrabal" (1932), "Cuesta abajo" (1934), "El tango en Broadway" (1934), estas cuatro últimas de Louis J. Gasnier, "El día que me quieras" (1935) y "Tango bar" (1935), ambas de John Reinhardt.
La leyenda
El lunes 24 de junio de 1935 el avión en el que viajaba cayó cerca de Medellín (Colombia) y terminó con su vida. Fue enterrado en el cementerio porteño de la Chacarita. Su tumba es visitada por admiradores de todo el mundo. La calidad de su voz y su muerte prematura ayudaron a convertirlo en un mito popular. Pero Gardel se ha convertido en una figura indiscutible de la que no es necesario reseñas ni alabanzas. Todo aquel que oyó hablar de tango, lo encontró pegado al nombre de Carlos Gardel.
Efemérides Culturales Argentinas
Copyright © 2001 - 2004
Todos los derechos reservados
Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología
Subsecretaría de Coordinación Administrativa
Producción: Coordinación General de Informática y Telecomunicaciones
VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"