LITERATURA REGIONAL ARGENTINA
Hoy: Provincia de La Pampa

 

Julio Argentino Calvo: Nacido en Santa Rosa, capital de la Provincia de La Pampa, comenzó desde muy pequeño con sus hermanos Juan Carlos y José Andrés, actuaciones en público, bajo el nombre de "Los hermanos Calvo", difundiendo el folklore pampeano. En 1994, se radican en Buenos Aires, realizan giras con artistas de renombre en el país y el exterior. En 1996, viajan a Francia, difundiendo su música folklórica con repertorio de su autoría. (Una de sus grabaciones en CD: “Del Candombe a la Milonga”)


LA PAMPA LLEVA TU NOMBRE

del libro "Poesías", de Julio Argentino Calvo

Parece que la noche fuera tuya,
parece que la luna está en tu boca,
parece el viento, tu mano
que acaricia y me provoca.

Parece el tiempo, tu ausencia;
parece el llorón tu pelo
que se peina y se despeina
jugando con el pampero.

Tus ojos imitando a la llanura
reverdeciendo a lo lejos
se van perdiendo en la pampa
callada del sentimiento.

Se parecen tus aromas
al de la tierra mojada
y en el rocío del monte
te busco en la madrugada.

La pampa lleva tu nombre,
tu nombre mi pensamiento,
si te llevas el momento
sólo el recuerdo me queda:
es imponente la espera,
es insaciable el lamento.


Olga Orozco nació en Toay, La Pampa el 17 de marzo de 1920 y murió en Buenos Aires. Entre sus libros de poemas, se pueden citar: "Canto a Berenice", "Desde lejos" (1946), "Las muertes" (1951), "Los juegos peligrosos" (1962).

LA ABUELA

Ella mira pasar desde su lejanía las vanas estaciones,

el ademán ligero con que idénticos días se despiden

dejando sólo el eco, el rumor de otros días apagados

bajo la gran marea de su corazón.

De todos los que amaron ciertas edades suyas, ciertos gestos,

las mismas poblaciones con olor a leyenda,

no quedan más que nombres a los que a veces vuelven como a un sueño

cuando ella interroga con sus manos al apacible polvo de las cosas

que antaño recobrara de un larguísimo olvido.

Sí. Ese siempre tan lejos como nunca,

esa memoria apenas alcanzada, en un último esfuerzo,

por la costumbre de la piel o por la enorme sabiduría de la sangre.

Ella recorre aún la sombra de su vida,

el afán de otro tiempo, la imposible desdicha soportada;

y regresa otra vez

otra vez todavía, desde el fondo de las profundas ruinas,

a su tierna paciencia, al cuerpo insostenible, a su vejez,

igual que a un aposento donde sólo resuenan las pisadas de los antiguos huéspedes

que aguardan, en la noche, el último llamado de la tierra entreabierta.

Ella nos mira ya desde la verdadera realidad de su rostro.

de "Desde Lejos", 1946

Fuente: http://www.redargentina.com

Material compilado y revisado por la educadora argentina Nidia Cobiella (NidiaCobiella@RedArgentina.com)

 

VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"