Macedonio Fernández (1874-1952)
  


 

El primer auténtico cuestionamiento de la realidad misma, y por ende de la novela mimética, se debe en Hispanoamérica a Macedonio Fernández. Está claro que la familiaridad de Macedonio, como poeta, con las doctrinas del creacionismo y del ultraísmo hubiese reforzado su deseo de romper con el realismo. Pero la clave de la comprensión en Macedonio es, por lo menos en su prosa el tema de la muerte, aunque en algunas de sus poesías quizá abre otra perspectiva: la de un idealista filosófico de los más intransigentes. 

Para él, ser es literalmente ser percibido. Fuera de la percepción no existe nada, ni siquiera el sujeto individual que percibe. Desaparecen tanto la identidad personal como la cosa en sí. No quedan más que estados de una sola conciencia que incluye sujeto y objeto en un todo indivisibIe: un infinito fenómeno psíquico. Para entender el mundo de Macedonio hay que tener en cuenta que es una serie de procesos mentaIes que no se desenvuelven en el espacio, sino de modo sucesivo en eI tiempo, eI mundo interpretado según el monismo o idealismo total. Pero Macedonio, para quien todo cuanto es y hay es un sentir, y es lo que cada uno de nosotros ha sido siempre y continuadamente.

Enunciadas por primera vez sistemáticamente en Doctrina estética de la novela, las ideas sobre la novela de Macedonio cuajaron más tarde en una provocación a la escuela realista, un programa total de desacreditamiento de la verdad o realidad de lo que cuenta la novela. 

En Ia noveIa tradicional todo el goce del lector consiste en la suspensión voluntaria de la incredulidad y en la autoidentificación con los personajes y las situaciones. A todo eso Ma- cedonio lo llama, con el máximo desdén, "la alucinación". Lo que él busca, en cambio, es algo muy distinto: la conmoción de la certeza del ser. Dijo Macedonio Fernández: "He logrado en toda mi obra escrita ocho o diez momentos en que, creo, dos o tres renglones conmueven la estabilidad, la unidad de alguien. A veces creo, sin embargo, que la literatura no existe porque no se ha dedicado únicamente a este juego de desidentificación."

Fuente: http://www.todo-argentina.net/Literatura_argentina/Biografias_de_literatura/fernandez_macedonio.htm

LEA Y FIRME NUESTRO LIBRO DE VISITAS

VOLVER a la página principal de "Agenci@ EL VIGÍA"