El Payé

El Payé es un especial amuleto u objeto que se utiliza para lograr objetivos cuya obtención se considera casi imposible. Su confección depende del fin buscado, y su variedad es infinita: los hay para tener suerte en el juego, para el amor, para evitar peligros y enfermedades, e incluso para hacer daño en los enemigos. Es tanto el poder que se adjudica a estos objetos, que no son pocos quienes creen que incluso puede lograr que las balas reboten en el cuerpo, sin que provoquen ningún a su portador.

Sin duda alguna, el payé más popular es el destinado a obtener favores amorosos. Generalmente, en su confección se utilizan prendas de la persona a la que se desea enamorar, si son íntimas mejor, y si se las usó recientemente y no están lavadas el payé será más efectivo.

La confección del payé está a cargo de un curandero, nombre que vulgarmente reciben los hechiceros. En este proceso vuelca los conocimientos místicos que ha recibido de sus antecesores. Los elementos que componen el payé generalmente se colocan dentro de una bolsita de género, que nunca debe abrirse para evitar que pierda sus propiedades. En Corrientes, la creencia popular ha llegado a aceptar que incluso el suelo de la provincia tiene payé, y por esto quien lo pisa se enamora de sus paisajes y ya nuca puede dejar de añorar esas tierras.

El elemento más buscado para realizar el payé, especialmente aquel destinado a obtener el amor, es la pluma del Caburé, una pequeña ave de rapiña a la que se adjudica la facultad de fascinar a sus presas con la mirada. El convencimiento sobre las capacidades del payé es total, y si no se obtienen los resultados deseados, antes que descreer de su poder se culpa a los errores cometidos por el hechicero en su confección, o se acepta con resignación que la otra persona tiene un payé más poderoso.

Fuente: Argentina Misteriosa http://ar.geocities.com/argentinamisteriosa/

VOLVER A "Archivo de NOTAS DE INTERÉS"
 
VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL DE "Agenci@ EL VIGÍA"