Publicada el martes 16 de Diciembre de 2003.
 
CLIMATOLOGIA
CONEXION ENTRE EL CLIMA Y LOS MEJORES VIOLINES
Los expertos siguen debatiendo sobre las razones por las que los violines que fueron construidos a finales del siglo XVII y principios del XVIII son superiores en cuanto a sonido a otros más modernos. Dos científicos americanos han propuesto una hipótesis que trata de explicar este misterio.
Por: AMAZINGS.COM
Fecha publicación:15/12/2003
Las teorías actuales sobre el fenómeno son diversas, e incluyen la particular habilidad de los constructores o el uso de técnicas secretas (como un barniz especial desconocido, el secado de la madera, el tiempo de almacenamiento o la utilización de materiales viejos, procedentes de estructuras históricas).
Lloyd Burckle, del Lamont-Doherty Earth Observatory, de la Columbia University, y Henri Grissino-Mayer, del Laboratory of Tree Ring Science, en la University of Tennessee, proponen una alternativa: el clima.
Para estos dos investigadores, la superior calidad de los instrumentos de esta época podría explicarse teniendo en cuenta el régimen climático que imperaba en Europa y quizá en buena parte del mundo entre los años 1645 y 1715. Conocida como el Mínimo de Maunder, esta era se caracterizó por una notable escasez de manchas solares y por una reducción de la actividad de nuestra estrella. Ello propició un considerable declive en las temperaturas que ha sido bautizado como 'Pequeña Edad del Hielo', un período de frío intenso que afectó sobre todo a Europa Occidental. El citado Mínimo de Maunder puede verse claramente en los anillos de los troncos de los árboles que vivieron en esa época, por ejemplo, en los bosques de los Alpes europeos. Los largos inviernos y fríos veranos durante este período de 70 años produjeron madera de lento y regular crecimiento (anillos estrechos), propiedades muy deseables para la producción de instrumentos sonoros de gran calidad.
Antonio Stradivari de Cremona, Italia, quizá el más famoso de los constructores de violines, nació precisamente un año antes del comienzo del Mínimo de Maunder. Tanto él como otros fabricantes de la zona utilizaron la única madera disponible, la de los árboles que crecieron durante el Mínimo. Burckle y Grissino sugieren que la existencia de anillos estrechos en la madera no sólo hacía más fuertes los violines, sino que además incrementaba la densidad de la madera empleada.
El comienzo del Mínimo de Maunder habría coincidido además con el cenit de las habilidades de los constructores de violines de Cremona, lo cual aportó un mejor tono y brillo a los instrumentos.
Actualmente no existen las condiciones climáticas con las temperaturas que se produjeron en aquella época, y por tanto la madera que emplean los mejores constructores de violines no posee las mismas características.
http://www.argenpress.info/nota.asp?num=007006
redaccion@argenpress.info
info@argenpress.info

COPYRIGHT ARGENPRESS.INFO © 2003